IPE
 
 

Elevar la competitividad de nuestras regiones es clave para el desarrollo del Perú

18 de agosto del 2019
CONFIEP

El Índice de Competitividad Regional-Incore 2019, elaborado por el IPE, muestra avances en las regiones de la selva, y cuáles son aquellas que han retrocedido.

Para el Foro Económico Mundial, la competitividad es el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país. Esta, se mide desde 1979, ubicando a Perú en la posición 63 de 140 países; y sexto, a nivel de Latinoamérica, en su última medición del 2018.

En el Perú, ¿cómo medimos la competitividad a nivel regional?

Desde hace 7 años el Instituto Peruano de Economía – IPE, analiza los avances en el desarrollo económico y social de las 25 regiones del país a través del Índice de Competitividad Regional – INCORE, el cual contiene 40 indicadores agrupados en 6 pilares: Entorno Económico, Infraestructura, Educación, Salud, Laboral e Instituciones.

Liderazgo regional

En INCORE 2019, las regiones de la costa, y sobre todo, la costa sur del país, llevan una ventaja significativa en competitividad con el resto del Perú, siendo Lima la región que ocupa el primer lugar de competitividad, liderando los pilares de Entorno Económico, Infraestructura y Laboral. Sin embargo, la principal debilidad de esta región es el pilar Instituciones, ubicándose en el puesto 22 debido a los indicadores con peor desempeño: la falta de presencia policial y la alta tasa de criminalidad.

Arequipa es la segunda región más competitiva del país y se ubica en los tres primeros lugares en 17 de los 40 indicadores del INCORE. Esta región lidera el pilar Salud, tras avanzar una posición con respecto al Incore 2018, en el cual tiene la cobertura de personal médico más alta y la tercera mayor esperanza de vida al nacer. Tacna permanece como la tercera región más competitiva del país, a pesar del retroceso en los pilares Laboral y Entorno Económico, se mantiene en el primer lugar en los pilares Educación e Instituciones. Sin embargo, la región cayó una posición en el pilar Entorno Económico debido al menor presupuesto público per cápita.

Moquegua nuevamente ocupa el cuarto puesto en competitividad a nivel nacional. Si bien la región permanece en un puesto destacado en cinco de los seis pilares evaluados, en Instituciones cayó del quinto al noveno lugar. Este retroceso responde al deterioro de la percepción de la gestión del Gobierno Regional y a la menor ejecución de la inversión pública presupuestada (de 77% a 70%).

Retrocesos

Las regiones Apurímac y Junín cayeron tres posiciones en el INCORE 2019. En el caso del primero de ellos, mostró un deterioro en cuatro de los seis pilares evaluados. Apurímac pasó del puesto 14 al puesto 23 en el pilar Instituciones, debido a la menor resolución de expedientes judiciales del total de carga judicial, y a la caída en la aprobación de la gestión del Gobierno Regional. En el pilar Laboral, la región retrocedió cinco puestos a la posición 22, debido al aumento significativo de la brecha de género salarial y la desaceleración del empleo formal.

Por su parte, la región Junín pasó del puesto 11 al 14, debido al deterioro del desempeño de todos los pilares del INCORE, siendo las mayores caídas en los pilares Salud y Laboral, donde retrocedió cuatro posiciones. Cabe destacar la preocupación por el aumento de la desnutrición crónica de 12.4% a 14.6% y anemia, de 53.3% a 57.0%.

¿Qué regiones mejoraron?

En el Incore 2019, la región Ucayali muestra un gran avance en competitividad al haber subido tres posiciones en relación al año anterior, ubicándose hoy en el puesto 17 en los pilares Salud y Laboral. En caso de Salud, registra el mayor incremento en la proporción de partos institucionales y vacunación a nivel nacional.

La región Loreto también muestra un avance importante en competitividad al escalar dos posiciones a pesar de ubicarse en el puesto 22. Esta mejora se debe a los pilares Instituciones, donde subió del puesto 9 al 3 por la mayor ejecución de la inversión pública; y también al pilar Infraestructura, debido a la reducción del precio de la energía eléctrica. Sin embargo, esta región aún necesita mejorar en los pilares de Salud y Educación.

Las menos competitivas

La región Huancavelica se ubica en la menos competitiva del país, luego de retroceder dos puestos en relación al 2018 especialmente en los pilares Entorno Económico, infraestructura, salud y laboral. En términos generales, la región se ubica en los últimos tres puestos en 18 de los 40 indicadores del INCORE. Entre ellos destaca el menor gasto real por hogar, el escaso acceso a internet y la menor esperanza de vida al nacer.

Cajamarca es la segunda región menos competitiva del Perú y se ubica en los últimos cinco puestos en 19 de los 40 indicadores, especialmente en los pilares Laboral y Entorno Económico.

Estos resultados se convierten en una fuente de información oportuna para analizar las condiciones económicas y sociales de cada región e identificar sus principales fortalezas y debilidades.

El Foro Económico Mundial afirma que “las economías competitivas son aquellas con más probabilidad de crecer de forma sustentable e inclusiva, lo que significa más probabilidad de que todos los miembros de la sociedad se beneficien con los frutos del crecimiento económico”.

Con la información del INCORE se pueden centrar los esfuerzos e implementar políticas públicas adecuadas que generen un mayor impacto sobre su desarrollo. Al aumentar nuestra competitividad como país también aumentamos la prosperidad de los ciudadanos.

Para ver la noticia original, haga clic aquí.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Noticias destacadas