IPE
 
 

Metodología

El INCORE evalúa la competitividad regional a partir de 40 indicadores agrupados en seis pilares: Entorno Económico, Infraestructura, Salud, Educación, Laboral e Instituciones. Además, el índice considera 25 regiones, al separar Lima*, que incluye Lima Metropolitana y la Provincia Constitucional del Callao, y Lima Provincias.

La metodología empleada otorga un puntaje entre cero y diez a las regiones según su desempeño en cada indicador. Aquella región con el peor resultado entre las 25 regiones obtiene un puntaje de cero, mientras que a la región con el mejor resultado se le asigna un puntaje de diez. Para el resto de regiones, se interpola el puntaje teniendo en cuenta la distancia que guarda respecto al valor mínimo y máximo. De esta forma, se estandarizan los diferentes indicadores que se encuentran expresados en distintas unidades en una escala común de cero a diez.

Luego, para obtener los puntajes de cada pilar, se calcula el promedio simple de los puntajes de cada indicador comprendido en el mismo. Finalmente, índice de competitividad obtenido por cada región corresponde al promedio simple de los puntajes calculados en cada uno de los seis pilares. Así, se ordenan estos valores para obtener el puesto de cada región.

El uso de esta metodología permite comparar a las regiones entre ellas calificándolas de acuerdo a su posición relativa. En ese sentido, es importante precisar que la obtención del mayor puntaje no significa que no haya espacio para mejora, sino que simplemente la región presenta un mejor desempeño que el resto de regiones.

Cambios metodológicos

A fin de obtener el mejor reflejo de la competitividad regional y garantizar la continuidad de los indicadores, en esta edición del INCORE se han realizado algunos cambios, por lo que los resultados del INCORE 2021 no son comparables con las ediciones anteriores. Para facilitar el análisis comparativo, en los Retratos Regionales incluyen información del ranking por pilar para las cuatro últimas ediciones bajo la nueva metodología.

No obstante, la comparación temporal puede verse limitada en caso varíe la unidad de análisis de un indicador. Por último, cabe mencionar que los indicadores evaluados y resultados obtenidos en las diferentes ediciones del INCORE, bajo la metodología actualizada, se encuentran disponibles en la web www.incoreperu.pe. Dicha información es de libre acceso y la descarga es gratuita.

A continuación, se describen los cambios en la metodología a tener en cuenta.

• Se modificó el indicador de población, obtenido de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), que se utiliza en los cálculos de algunas variables. A partir de esta edición, se considera solo a aquellas personas que hayan reportado ser miembros del hogar y que no hayan reportado ser trabajadores del hogar ni pensionistas.

• Se modificó la fuente del indicador de homicidios. Hasta la edición 2019 del INCORE, se utiliza información del número de homicidios reportada por el INEI, que se construye a partir de la información registrada en las dependencias policiales y Ministerio Público. A partir de la edición 2020, se utiliza información de homicidios registrada en el SINADEF, debido a la falta de disponibilidad de datos del indicador reportado por el INEI luego del 2018.

• Por último, para la presente edición, se incorporó el indicador de percepción de inseguridad en reemplazo del indicador percepción de inseguridad de noche debido a que el INEI dejó de recoger información sobre este indicador para el 2020, frente a las restricciones para la movilización durante la noche impuestas en el contexto del Estado de Emergencia.

Disponibilidad de información

A la fecha de publicación de la actual edición del INCORE, algunos indicadores utilizados para la construcción del índice no se encuentran disponibles para el año 2020. Ello responde, en algunos casos, a las dificultades para el recojo y procesamiento de información por parte de las fuentes oficiales en el contexto de la emergencia sanitaria por la pandemia. En particular, los indicadores para los que no se cuenta con información actualizada para el año 2020 son acceso a telefonía e internet móvil, rendimiento escolar en primaria y secundaria, e instituciones educativas con acceso a internet. En dichos casos, el cálculo de los resultados del INCORE 2021 considera la última información disponible al año 2019.

Por otro lado, para el cálculo de la tasa de analfabetismo del año 2020, obtenida a partir de la ENAHO, se empleó un factor de expansión poblacional distinto al utilizado en ediciones pasadas. Este factor especial, cuyo fin es ponderar los datos de las encuestas para estimar indicadores poblacionales, fue construido por el INEI y considera únicamente a las encuestas en las que se aplicó el cuestionario completo de la ENAHO. Es decir, se excluye a aquellas encuestas en las que se aplicó una versión reducida del cuestionario durante los meses de confinamiento.

Noticias destacadas