IPE
 
 

Apurímac: las mujeres ganan en promedio 24% menos que los hombres

Chaski

Según el último informe de empleo del INEI, durante el trimestre abril-mayo-junio, la población empleada a nivel nacional se redujo en 6.7 millones respecto al mismo periodo del 2019, pasando de 16.9 millones a 10.2 millones. Sin embargo, la reducción del empleo fue mayor entre las mujeres (-45%) que en los hombres (35%).

Por otro lado, la última edición del Índice de Competitividad Regional (INCORE) 2020 muestra que, en Apurímac, las mujeres ganan en promedio 24% menos que los hombres. Desigualdad previa al COVID-19 los resultados del INCORE 2020 dan cuenta de una notable diferencia en el nivel de ingresos entre hombres y mujeres. A nivel nacional, la brecha de género salaria es del 26%, mientras que, en Apurímac, esta proporción es ligeramente menor.

Así, mientras que una mujer apurimeña gana en promedio S/ 935 al mes, lo que percibe un hombre en promedio asciende a S/ 1,233. Con este resultado la región se ubica en el puesto 8 de 25 regiones evaluadas en el INCORE en el indicador brecha de ingresos salariales. Se podría argumentar que la brecha salarial entre hombres y mujeres podría explicarse por las diferencias en cuanto al nivel educativo alcanzado, los años de experiencia, la formalidad del empleo, o el sector en el que se ocupan, entre otros factores.

Sin embargo, al controlar por las características mencionadas, la brecha salarial entre hombres y mujeres se incrementa a 31% en la región. Es decir, al comparar hombres y mujeres con características educativas y laborales similares, la mujer apurimeña recibe S/ 69 por cada S/ 100 que recibe un hombre en la región. En cuanto a la oferta de trabajo, los datos de la ENDES 2019 muestran que el 81% de los hombres de Apurímac pertenecen a la población económicamente activa, es decir, se encuentran empleados o buscando un trabajo de manera activa.

En contraste, entre las mujeres el porcentaje es de 64%. Asimismo, hay diferencias en cuanto al grado de formalidad del empleo al que acceden: un 75% de las mujeres de la región se ocupa en una actividad informal, mientras que un para los hombres la proporción se reduce a 70%.

Según Hugo Ñopo, investigador principal de GRADE, la brecha salarial se explica por la discriminación y los roles de género. Así, las mujeres cuentan con menor disponibilidad de tiempo para generar ingresos al realizar un mayor trabajo doméstico no remunerado.

De acuerdo con la encuesta de uso del tiempo realizada en el 2010, las mujeres trabajan a la semana 9 horas más que los hombres debido a las labores de cuidado. Impacto de pandemia La pandemia por COVID-19 ha generado un impacto laboral diferenciado entre hombres y mujeres. 

Al respecto, un reciente estudio de Gutiérrez, Martin y Ñopo (2020), encuentra que, el 54% de las mujeres anteriormente ocupadas perdieron la posibilidad de trabajar durante la pandemia, proporción mayor a la registrada por los hombres (-47%). A su vez, los resultados del trabajo muestran que la masa salarial, que considera el nivel de ingresos por el número de trabajadores, se vio más afecta en las mujeres (-52%) que en los hombres (-49%). 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Noticias destacadas