IPE
 
 

Presupuesto para afrontar el Covid-19 en Apurímac

Informe IPE – Chaski (Apurímac)

Con el objetivo de contener el impacto del Covid-19 en el Perú y reactivar la economía, el Gobierno ha formulado el mayor plan de estímulo de América Latina equivalente a aproximadamente 12% del PBI 2019 (S/ 90 mil millones).

La contención se divide en tres enfoques: atender la emergencia sanitaria, otorgar subsidios a las familias más vulnerables e inyectar liquidez a hogares y empresas. Resulta así relevante examinar la ejecución de dichas medidas en la región de Apurímac.

Distribución del presupuesto
El Ministerio de Economía y Finanzas ha puesto a disposición del público el portal web “Consulta amigable Covid-19”, el cual registra información acerca de la distribución y ejecución de los recursos públicos asignados para afrontar los efectos de esta enfermedad. Según los datos consultados al 22 de abril, se ha dispuesto S/ 3,360 millones para luchar contra el Covid-19 en todo el país, de los cuales se ha ejecutado el 45.2% (S/ 1,520 millones). De manera específica, a Apurímac se le han otorgado S/ 41.6 millones, es decir, cerca del 1.2% del total nacional.

De este monto, se ha ejecutado S/ 16.5 millones. Apurímac presenta así, la quinta tasa de avance más baja (40.9%) entre las regiones del país, solo por delante de La Libertad (40.1%), Huancavelica (39.6%), Tacna (39.2%) y Arequipa (33.7%). Adicionalmente, es posible descomponer el presupuesto de la región según los tres niveles de gobierno y analizar así el proceder de cada uno. En primer lugar, el 57% de este es administrado por el Gobierno Nacional (S/ 23.7 millones). Casi la totalidad de este monto se encuentra dirigido a la transferencia de bonos por parte del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (S/ 19.6 millones) y el Ministerio de Trabajo (S/ 2.0 millones). A la fecha, el avance del Ejecutivo es del 54.1% de su presupuesto. En segundo lugar, el 24% del monto para combatir el Covid-19 en Apurímac es gestionado por el Gobierno Regional (S/ 9.9 millones). Entre sus tareas se encuentran la compra de ambulancias y equipamiento de salud para el Hospital Regional Guillermo Díaz de la Vega en Abancay (S/ 3.6 millones), el Hospital Subregional de Andahuaylas (S/ 2.4 millones) y el laboratorio molecular de la Dirección Regional de Salud Apurímac (S/ 1.2 millones). No obstante, el avance en este sentido ha sido casi nulo. Muestra de ello es que se ha ejecutado apenas el 11.5%.

Finalmente, los gobiernos locales se encargan del 19% del monto asignado a la región (S/ 7.8 millones). Ellos tienen entre sus responsabilidades la compra y entrega de víveres de primera necesidad a los hogares más vulnerables de su localidad. Cabe resaltar que 37 de 84 municipalidad aún no inician la ejecución de su presupuesto, con lo cual las autoridades locales registran una tasa de avance del 38.1%.

Rol de la Contraloría
Resulta fundamental no escatimar esfuerzos para que la ayuda estatal llegue a las personas que lo necesitan. En ese sentido, el papel de la Contraloría General de la República es vital para asegurar el uso adecuado de los recursos. En un informe publicado recientemente, la institución reportó que de 561 municipalidades auditadas, el 32% se encontraba en la fase de compra y distribución de canastas sin observación alguna, mientras que se detectó que el resto presentaba algún tipo de hecho que podría afectar la finalidad de dicho apoyo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Noticias destacadas