IPE
 
 
×

Advertencia

Property-ID invalid. Google Analytics is not implemented properly on the page. Please go to plugin settings and enter a valid Google Anyltics Proprety-ID.

Apurímac: Más de la mitad de los niños menores de 3 años sufren de anemia

Informe IPE – Chaski

La desnutrición crónica infantil también aumentó a 19%, el mayor porcentaje en la zona sur.

En el 2023, más del 43% de niños menores de 3 años tuvo de anemia, mientras que el 11.5% de los menores de 5 años sufría de desnutrición crónica. Ambas condiciones afectan el desarrollo emocional, cognitivo y físico de los niños, lo que limita sus oportunidades educativas y laborales futuras. Por ejemplo, el haber tenido anemia en la infancia está asociado a una pérdida de entre 10% y 17% en los salarios, de acuerdo con un estudio conjunto del Banco Asiático de Desarrollo y Unicef.

Aumenta la anemia

Entre el 2019 y 2023, la anemia creció de 40.1% a 43.1% a nivel nacional. Del mismo modo, en Apurímac la incidencia de anemia incrementó de 47.9% a 55.8%. Así, la región tiene la mayor tasa de anemia infantil en la zona sur, solo detrás de Puno (70.1%). La crisis económica producto de la pandemia de Covid- 19 y la recesión del año pasado afectaron la capacidad de las familias para proveer alimentos ricos en hierro y vitamina A. En 2023, el 25.8% de la población de Apurímac se encontraba debajo de la línea de pobreza, lo que aumenta el riesgo de sufrir anemia.

Crece la desnutrición crónica

A nivel nacional, el porcentaje de niños menores de 5 años con desnutrición decreció de 12.2% a 11.5% en 2019 y 2023. Sin embargo, en Apurímac este valor aumentó de 16% a 19%. Este retroceso convierte a Apurímac en la quinta región con mayor porcentaje de desnutrición en el país y la primera en la macrorregión sur, por encima de Puno (11%), Cusco (10%), Arequipa (5%), Tacna (3%), Moquegua (3%). Esta situación podría estar asociada con la caída de 6.4% en la actividad agrícola, afectada por sequías y altos costos de fertilizantes, que impactó en la cosecha de alimentos pertenecientes a la canasta básica como la papa (-7.4%) y el maíz choclo (-16.5%).

Falta de intervenciones efectivas

Según el INEI, la ingesta de suplementos con micronutrientes es una intervención de comprobada eficacia para reducir la prevalencia de anemia infantil. Sin embargo, los recursos asignados a estas intervenciones se han ido reduciendo. En el 2023, el presupuesto para el suministro de suplementos de hierro y vitamina A a niños con anemia fue de S/112 millones. Este monto es 42% menor a los S/195 millones que se asignaron antes de la pandemia.

En contraste con la reducción de las intervenciones del Gobierno Nacional, el Gobierno Regional ha creado la estrategia regional “Sumaq Kawsanapaq”, que articula el trabajo del Gobierno Regional, 7 provincias y 85 distritos, que buscar generar un desarrollo integral infantil, priorizando la adecuada alimentación. Sin embargo, la alta incidencia de anemia y desnutrición resaltan la necesidad de redoblar esfuerzos: urge mejorar la coordinación interinstitucional en el sector salud e involucrar al sector privado en las iniciativas para mejorar la alimentación de los niños, como ha sucedido en La Libertad y San Martín.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Noticias destacadas

casibom
casibom