IPE
 
 

La Libertad: una región con poco desabastecimiento de medicamentos en establecimientos de salud

Informe IPE – La Industria (La Libertad)

La crisis sanitaria ha evidenciado las deficiencias del sistema público de salud peruano. La limitada disponibilidad de médicos, camas UCI y medicamentos han sido retos importantes para enfrentar los contagios por COVID-19.

Aunque aún no se ha logrado una cobertura efectiva de los servicios de salud públicos, la realidad del sector varía según regiones. En particular, La Libertad es una de las regiones con menor porcentaje de establecimientos de salud públicos con desabastecimiento de medicamentos.

Respuesta ante la crisis sanitaria

La Libertad finalizó el 2020 con una cobertura de personal médico superior al promedio nacional (27 médicos por cada 10 mil habitantes) al presentar 33 médicos disponibles para brindar servicios de salud por cada 10 mil habitantes. En los últimos años, la región ha ido incrementando la disponibilidad de personal de salud, pasando de 23 médicos por cada 10 mil habitantes en 2013 a 33 en 2020. Como consecuencia, La Libertad es una de las regiones con mayor cobertura de personal médico en el país.

Respecto al abastecimiento de medicinas en establecimientos de salud públicos, en La Libertad se registró 2.5% de locales desabastecidos o con substock de paracetamol, uno de los principales medicamentos para tratar la COVID-19, al cierre del 2021. Al ampliar el análisis a una canasta básica de 22 medicamentos, como amoxicilina, ibuprofeno, metamizol, naproxeno, omeprazol, paracetamol, prednisona, entre otros, se observa que el 9.3% de los centros médicos de la región presentaban desabastecimiento o substock. Así, La Libertad se posiciona como una de las regiones con menor desabastecimiento de medicamentos.

No obstante, el existente desabastecimiento de medicamentos todavía afecta a una porción de la población, sobre todo a los de menores ingresos, al forzarlos a adquirir estos productos en farmacias o boticas privadas. Según datos de la Encuesta Nacional de Hogares, el gasto en medicinas del primer quintil de ingresos de la región, es decir, aquellos que perciben menores ingresos, pasó de representar el 18.5% de sus salarios en 2019 a 45.1% en 2020. Por el contrario, para el quintil de mayores ingresos, la fracción de gasto destinada a la compra de medicamentos cayó ligeramente de 1.7% en 2019 a 1.6% en 2020.

Retos del sistema de salud en el 2022

Pese a que La Libertad es una de las regiones con menor desabastecimiento de medicamentos en establecimientos de salud públicos, todavía queda espacio para el fortalecimiento de la compra corporativa de medicamentos en el sector público. Una constante adquisición, almacenamiento y distribución de medicamentos permitiría garantizar a la población asegurada un acceso efectivo a los servicios de salud públicos. Ello permitiría que la población deje de destinar una porción importante de sus ingresos a la compra de medicamentos en establecimientos privados dado que el sector público garantizaría la provisión de estos.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Noticias destacadas